@SimGuruGraham ha publicado hoy una nota sobre su experiencia poniendo un negocio en Los Sims 4 ¡A Trabajar!, a continuación la nota completa.

¿Todo listo para la gran inauguración?

Ya ha pasado más de una semana desde el lanzamiento de Los Sims 4 ¡A Trabajar!*, lo que significa que muchos de ustedes ya habrán probado algunas de las nuevas características de este pack de expansión. Les habrán hecho la vida imposible a sus vecinos como científicos, habrán salvado vidas como médicos y habrán resuelto casos como detectives.

Pero hoy, quiero centrarme en lo que más me apasiona de esta expansión: los establecimientos comerciales. Vale, quizá me esté dejando llevar porque es la parte del juego en la que yo trabajé…, ¡pero tienes que reconocer que poder abrir tu propia tienda es genial! ¡Puedes vender casi cualquier cosa! Me parece la bomba.

En este artículo, propongo seis cosas que deberíais probar si vais a regentar vuestro propio negocio.

28AGfh3v7yKSaIAAAAASUVORK5CYII=


Hacerle bromas a tus empleados.
Poder contratar empleados abre un gran abanico de posibilidades para los propietarios de tiendas. Algunas tienen una finalidad útil y otras sirven para divertirlos un poco a costa de tus Sims. Por ejemplo, puedes contratar a un empleado muy cualificado y asignarle el sueldo mínimo. Su satisfacción laboral caerá en picado, pero si  los persuades lo suficiente (y tienes la ventaja comercial Supergerente), igual acaba siendo la inversión de tu vida. También puedes crear un uniforme especial para el empleado del mes… o asignarle al que menos rinda un bochornoso disfraz de payaso (o de hotdog, mi favorito de todos).

Crear una tienda dentro de una tienda. Desde fuera, la tienda de ropa de Drake era de lo más típica y normalita. Vendía camisas, pantalones, sombreros y alguna que otra prenda para dormir. Pero, en la parte de atrás, tenía… algo muy distinto. Date una vuelta por allí si quieres comprar su mercancía secreta: los gnomos más increíbles que se puedan encontrar.

Crear el negocio complementario perfecto. Puedes hacer de tu establecimiento comercial tu principal trabajo. Crea una tienda, abre a diario y trabaja hasta que tu Sim se caiga de puro agotamiento. Pero, si lo prefieres, tu tienda puede ser un complemento de tu principal profesión. Los escritores pueden vender sus libros o, si quieres aprovechar al máximo las nuevas características de Los Sims 4 ¡A Trabajar!, puedes hacer que tu Sim científico ponga una tienda de pociones para hacer un dinerillo extra.

Abrir una tienda especializada. En Los Sims 4, puedes vender casi cualquier cosa en tu establecimiento comercial, lo que significa que puedes poner una tienda especializada de lo que más te guste. Evidentemente, puedes abrir una pastelería o un estudio fotográfico, pero si quieres ser más específicos y creativos, puedes desarrollar proyectos muy chulos. Por ejemplo, podrías tener una marisquería y vender en expositores refrigerados lo que vayas pescando. ¡O poner una tienda de artículos de boda! En tal caso, podrías vender arcos nupciales, vestidos de novio y de novia, tartas, ramos, mobiliario para bodas… ¡Incluso pianos de cola! ¡Todo lo que los casamenteros necesitan!

RQZQFUAAAAASUVORK5CYII=

Aprovechar las posibilidades de la publicidad. Crear una tienda solo es la mitad de tu labor como propietarios; ¡además, conviene asegurarse de que tenga éxito! Un modo de conseguirlo es la publicidad, y puedes gestionar una campaña al detalle si quieras maximizar los beneficios. Compra una campaña publicitaria en Internet para hacer que la clientela llegue en montón y contrata personal adicional para lidiar con el mayor volumen de clientes. Cuando la efectividad de la campaña empiece a decaer, manda a casa a los empleados adicionales para que su salario por horas no se coma los beneficios de la tienda.

Jugar con las emociones de tus clientes (y empleados). En Los Sims 4, los Sims muestran multitud de emociones, cosa que puedes aprovechar si abres un establecimiento comercial. Es más fácil hablar con Sims de buen humor, y los empleados que se sienten inspirados saben engatusar mejor a los clientes. Si colocas objetos en la tienda para manipular dichas emociones, a los clientes les será más sencillo llevar a cabo interacciones sociales positivas, lo que hará más probable que compren.